jueves, 26 de diciembre de 2013

Motivación: Aspectos prácticos y técnicas motivantes 1ª parte

2 comentarios:
 
Motivación. Sí, ya sabemos que la motivación es algo muy importante, no sólo en el deporte, si no en casi cualquier cosa que tengamos que hacer. Queda muy bonito ver en el papel que es muy importante pero…. ¿cómo podemos motivar a alguien para hacer algo? Pues no es algo tan fácil como ir un método tras otro probando a ver cual funciona. Es necesario conocer lo más que puedas a la persona, no sólo al deportista. Cada persona es un mundo y por tanto a cada uno le gustarán más unas cosas que otras, por tanto con uno funcionará mejor un vídeo y quizás otros funcionará mejor el establecimiento de objetivos. Ahora a continuación os mostraré algunos métodos que pueden funcionar ( dependiendo de la persona); seguro que no están todos pero están aquellos que yo he aplicado o que son más interesantes.





COMO INFLUIR EN LA MOTIVACIÓN DEL DEPORTISTA

El entrenador y el psicólogo han de contribuir a la consecución de los objetivos que se marque el deportista para que se sienta motivado, por tanto ha de:
  • Hacer que el deportista aprenda y sepa.
  • Que gane competiciones, partidos, carreras….
  • Tener una buena comunicación y empatía con sus deportistas.
Para poder entrenar la motivación tenemos que conseguir que el deportista esté lo más seguro posible de que su rendimiento está mejorando. La manera más sencilla es:
  • Que se vaya dando cuenta de que va aprendiendo y mejorando día a día en el entrenamiento y en la competición.
  • Si dicha mejora se produce, es probable que su rendimiento mejore (gane más eventos).
  • Si gana más eventos, el apoyo social y las recompensas aumentarán.
Por tanto se puede decir que la motivación funciona como una cadena, el jugador se da cuenta de la mejora, mejora su estado de ánimo y su rendimiento mejora y por último recibirá mayores apoyos que harán que se refuerce la conducta.

    1.   Registro de aspectos positivos y negativos de un evento concreto.

Una manera sencilla de conseguir un cambio o una evolución es mediante un registro de aspectos positivos y aspectos a mejorar que cada deportista vea en sí mismo.  En cada partido, carrera, competición…. en la que participe, que anote qué cosas positivas ha visto en sí mismo y qué cosas negativas o aspectos a mejorar ha notado. Y que lo haga así en varios eventos consecutivos. Iremos registrando esos aspectos tanto positivos como negativos y el día en que los ha escrito y cuando tengamos 3 o 4 eventos nos sentaremos con el deportista para analizar si ha ido mejorando o subsanando los puntos a mejorar y si ha sido capaz de mantener los positivos al mismo nivel.

Ejemplo:

Día 15 de Diciembre de 2013

Aspectos positivos
ü  Trabajo defensivo en medio campo.
ü  Buen ritmo e intensidad.
ü  Fui capaz de mantener la posesión del balón.
ü  Concentración.
Aspectos o puntos a mejorar
ü  Falta de desborde por banda.
ü  Incapacidad para sacar buenos centros si tenía jugadores presionándome. 
   ü  Fallar la ocasión que he tenido.
   ü  En la segunda parte me llegaron pocos balones porque el equipo estaba con 10.

Esto sólo es un ejemplo para que veáis una manera de registrar esos puntos. Es importante que el deportista no vea los puntos a mejorar como algo negativo, si no concienciarlo para que los vea como una oportunidad de mejorar su rendimiento, de crecer como deportista.
Al ir registrando estos datos en diversos eventos y a lo largo del tiempo el deportista podrá ir viendo su evolución a lo largo de la temporada y si ha mejorado eso le reforzará para seguir llevando a cabo el esfuerzo que está haciendo para lograr el cambio.

    2.    Establecimiento de objetivos.

Uno de los métodos más empleados. Normalmente se desarrolla a principios de temporada. El futbolista debe conocer cuáles son los objetivos del equipo para la temporada, pero además debe establecerse unos objetivos o metas individuales mediante los que puede valorar su rendimiento. El deportista ha de tener claros los objetivos por los cuales entrena y saber que medios ha de utilizar para conseguir su meta, ha de entrenar aspectos que le hagan conseguir buenos resultados.

Objetivos que persigue la técnica:

- Fijar objetivos incrementa la cantidad y calidad del trabajo en comparación con el que se realiza cuando los objetivos no están fijados.


- Cambiar el concepto de éxito. A partir de ahora tener éxito no va a limitarse a ganar, sino a conseguir los objetivos fijados y en el orden establecido. Esto es importante ya que en ocasiones la victoria no depende sólo de ti, ya que los rivales también compiten y a lo mejor nos encontramos en desigualdad de condiciones, por tanto ganar en estos casos no es ganar la competición o evento si no conseguir el objetivo que te habías impuesto.


- Motivar al deportista en el entrenamiento haciéndole consciente de los objetivos que persigue cada tarea que realiza. De esta forma, se consigue un mayor compromiso, por parte del deportista, en seguir el programa de preparación. Por ejemplo no es lo mismo correr 40 minutos sin que nadie te diga porque lo haces (lo cual generaría desmotivación) que si corres 40 minutos y el preparador te explica que eso te servirá para mejorar tu resistencia y te permitirá llegar al final del partido o de la carrera más fresco.

Condiciones de aplicación:

- Los objetivos deben ser de tipo positivo, desafiantes pero realistas y además deben ser claros. Podemos establecer objetivos individuales y objetivos de equipo y además podremos dividirlos en objetivos a corto-medio y largo plazo.

- Los objetivos se los tiene que poner cada deportista. Nosotros hablaremos con él para explicarle de que trata pero no podemos imponerle sus objetivos.

- Expresar públicamente los compromisos fijados. Importantísimo. Los objetivos se pondrán a la vista de cualquier componente del equipo para que todos puedan valorar el grado de implicación con el objetivo que está demostrando cada deportista.

- Que el deportista pueda controlar personalmente su evolución en el logro de los objetivos, proporcionándole medios evaluativos e incluso ir actualizando estos objetivos si los va cumpliendo.

- Contar con la colaboración del entrenador en el momento de establecer los objetivos.


- Otro aspecto importante es que el deportista firme esos objetivos individuales que se ha puesto, ya que eso demuestra que está conforme y que ha sido él mismo quien se ha puesto esos objetivos y no otra persona.

    3.    La conducta del entrenador y el reforzamiento

La labor del entrenador no debe reducirse a aspectos técnico – tácticos del deporte sino que debe saber dirigir la conducta de sus atletas, para lo cual se requiere una habilidad que no todos poseen.
Esta habilidad es el refuerzo o capacidad para reforzar a los deportistas. Por refuerzo se entiende cualquier
 estímulo que aumenta la probabilidad de que una conducta se repita en un futuro. La frecuencia de una conducta puede aumentar o disminuir en función de la aplicación o retirada de un refuerzo, de un apoyo,  de aquello que se le ofrece al sujeto para el cambio conductual que se le exige.
La aplicación de forma correcta de los del refuerzos tiene una estrecha relación con la motivación y autoestima del deportista y los objetivos que éste se marca.
Aplicar el refuerzo de forma correcta aumentará la probabilidad de que mejore no sólo el rendimiento, sino también la autoestima y una actitud favorable hacia el deporte.


Se debe premiar o recompensar de alguna manera:
  • La ejecución, no el desenlace de la acción (¡Reforzar conductas, no resultados!)
  • Los esfuerzos del atleta, más que sus éxitos reales.
  • No sólo el aprendizaje y la ejecución de las habilidades de un deporte, sino también las aptitudes emocionales y sociales.
  • En deportes de equipo hay que valorar una serie de actitudes como el compañerismo y la cohesión de equipo que van a facilitar la buena marcha del mismo.
  • Se debe recompensar frecuentemente cuando se está aprendiendo por primera vez una nueva habilidad y ocasionalmente una vez aprendida a fondo tan pronto como aparezca una conducta correcta utilizando más las recompensas intrínsecas que las extrínsecas.
Como evitar los errores :

  • No dar recompensas indiscriminadamente, pues éstas perderían su valor.
  • No dar por supuestas conductas positivas, olvidando reforzarlas para su culminación.
  • No dar recompensas cuando no se las merecen.
  • No esperar a que se produzca la conducta apropiada de forma perfecta sino recompensar también la evolución de esa conducta para motivar al deportista en el esfuerzo que realiza para lograr el cambio.
  • No abusar de las recompensas extrínsecas (usarlas como incentivos) y recalcar más las intrínsecas, con la finalidad de favorecer la motivación del atleta a largo plazo.
PD: El próximo día seguiremos hablando de más técnicas motivantes de este tipo. 

¡Espero que os haya gustado y..... FELIZ NAVIDAD A TODOS!

2 comentarios:

  1. Es muy importante tener un buen equipo detrás que te ayude a conocer tus puntos débiles para así mejorarlos y aumentar el rendimiento, tanto en el mundo deportivo como en la empresa. Conocerse a uno mismo es imprescindible para poder llevar a cabo un buen liderazgo personal y dar lo mejor de si.
    Hay una película que me inspira mucho, te dejo una escena donde el atleta tiene que cambiar su forma de correr para poder ganar segundos en la competición, todo un ejemplo de como establecer objetivos y prepararse para el cambio.

    http://www.youtube.com/watch?v=nIPQDWNM9DQ


    Enhorabuena por el blog, todos necesitamos un coach que nos guíe en algún momento, estaré muy atento a tus consejos.
    Saludos, Iván.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Iván! Aprecio mucho que hayas comentado y tienes toda la razón. Conocerse a uno mismo es clave para mejorar el rendimiento, por eso recalco que es muy importante que el psicólogo sea capaz de conocer al deportista no solo a nivel de deporte si no también a nivel personal.

    Gracias y un saludo!

    ResponderEliminar

 
© 2012. Design by Main-Blogger - Blogger Template and Blogging Stuff